Promoting and protecting the health and safety of all Idahoans
Español    Idaho.gov    About Us    Contact Us  

View Article


Idaho CareLine: En Idaho, marque el  2-1-1 o 800-926-2588


(English)

Nota del Autor: Espero dar una perspectiva honesta acerca de la adopción internacional de infantes, no para desanimar o asustar a las familias para que no adopten, sino para preparar mejor a otros para los problemas que se pueden presentar.

Todavía tenemos días muy agotadores. Todavía nos hacemos preguntas a nosotros mismos. Nos preocupamos por el futuro de Elise. Después de tan solo un año, las cosas están mejores y hay esperanza, pero todavía nos falta mucho que recorrer. Elise completa nuestra familia y es una niña hermosa, brillante y encantadora.

Y aunque este año pasado fue muy difícil debido al ajuste familiar, nosotros queremos mucho a Elise y estamos muy agradecidos de tenerla. Mientras estoy escribiendo esto, la veo jugando en la sala de juegos, ella tiene dos sombreros en su cabeza y una varita mágica en sus manos.

Ella está muy animada porque su hermano le está sacando un rompecabezas del armario. Ella se da cuenta de que la estoy mirando y su cara refleja una gran sonrisa. Derrite mi corazón. Algunas veces sin ninguna razón en particular ella dice “Mamá” y yo le contesto ¿sí? Y ella me sorprende con un “te quiero” y es sincera.

Por: Angela Lindig. (Este artículo fue escrito por la madre de una niña adoptiva, no un profesional. La información de este artículo no intenta reemplazar el consejo de un profesional)


EliseCuando mi esposo y yo decidimos adoptar a una niña pequeña de Rumania, recibimos muchos comentarios; todos un poco extraños para nosotros. Hubo personas que dijeron “¡Oh, ustedes son increíbles!” Nosotros no nos sentíamos increíbles.

Nosotros solamente queríamos otra niña. Hubo quienes no se explicaban porque queríamos hacerlo si después de todo, ya teníamos dos hijos biológicos. Nuestra hija mayor nosotros queremos mucho. Hubo quienes pensaron que habíamos perdido la cabeza.

Un pariente nos refunfuñó “¿No otro niño con necesidades especiales?” Otros amigos con buenas intenciones nos contaron historias de horror tales como “Alguien que conozco obtuvo una niña de Rumania…ella era terrible…la devolvieron” Hmmm…yo me pregunté como debía de responder a eso. Me pregunté si se suponía que debía decir “Ohhh, talvez no debíamos de hacerlo entonces.” Pero claro que no lo dije. El tener niños viene con riesgos y recompensas.

Impávidos por estos comentarios, mi esposo y yo esperamos por nuestra hija, Elise que llegaría de Rumania. Yo estaba determinada a que ella no sería una niña con “problemas.” Después de todo, yo inocentemente pensé, yo soy madre y por eso sé como ser madre. También yo soy madre de un una niña con incapacidades.

Eso seguramente me da aun más experiencia y paciencia. Ninguna cosa que esta niña pueda hacer me va a sacar de mi onda. ¿Correcto? Debido a un moratorio de adopción en Rumania al mismo tiempo que fuimos referidos, esperamos por Elise por casi dos años. Ella tenía 17 meses al momento de su referencia, y ella tenia tres años y medio de edad cuando nosotros finalmente fuimos y la trajimos a casa en Septiembre del 2002.

Antes de traer a Elise a casa, yo leí información acerca de niños después de que han cambiado de institución (orfanatorios, casas de cuidado temporal, etc.), acerca de adopción internacional y desórdenes de apego. Todo lo que leí parecía pintar un cuadro de niños fuera de control, consumidos por enojo y comportamientos destructivos. Los siete videos de Elise que recibimos durante nuestra espera de dos años mostraban a una niñita adorable y dulce quien ciertamente no estaba tratando con nada de eso, entonces yo dejé de leer y dejé de preocuparme.

Elise & Mom at CastleCuando nosotros llegamos para recoger a Elise de su hogar de adopción temporal en Rumania, ella inmediatamente se acercó a nosotros. Ella estaba lista para nosotros y feliz. Cuando le enseñamos su Playdoh por primera vez ella se rió con su risa contagiosa hasta que ya nos dolía la cara. El tercer día en Rumania algo diferente pasó.

Elise quería algo que ella no podía tener. Cuando ella no pudo salirse con la suya, ella empezó a gritar. Ella gritaba y lloraba por un período de tiempo que yo no me podía imaginar. Mi esposo y yo nos sentamos en el sofá en el apartamento en Rumania. Nos preguntábamos ¿Por cuanto tiempo puede ella hacer esto? Aun después de que intentamos consolarla, Elise continuo llorando y gritando por una hora antes de dormirse.

Nosotros nos dimos cuenta rápidamente que Elise nunca había sido disciplinada o nunca se le había dicho no. Ella había aprendido que gritar le ayudaba a obtener lo que quería. Ella hizo esto muchas veces durante los próximos dos días antes de nuestro viaje a casa. Para la delicia de todos los cansados pasajeros, Elise gritó por treinta minutos a todo pulmón en el avión cuando aterrizamos en Miniápolis llegando de Ámsterdam. ¿Porqué? Porque se le dijo que colocara la mesita en su posición hacia arriba y cerrada.

Yo no estaba preparada para los gritos. Elise fue mandada a su habitación todos los días por tres semanas después de que llegamos a casa. Ella gritaba por hasta 45 minutos cada vez. Cuando ella dejaba de gritar, entonces yo iba y le hablaba y la traía de regreso con la familia. Teníamos una barrera horrible de lenguaje. Ella estaba enojada. Y nosotros también.

Las semanas se volvieron meses. Elisa mostraba celos hacia su hermana con incapacidades. Ella la lastimó físicamente en varias ocasiones sin razón aparente. Ella peleaba por los juguetes con su hermano, quien eventualmente se rendía. Ella tenía problemas grandes con el uso del baño, algunos de los cuales han durado hasta la fecha. Resulta que los problemas con el uso del baño son muy comunes cuando hay desorden de apego. Los niños pequeños pueden usar esto como una manera de controlar algo en su ambiente.

Mientras esto estaba pasando, el cansancio y la frustración se apoderaron de mi esposo y yo. ¿Cómo disciplinar a Elise? ¿Cómo podremos permanecer consistentes? Las consecuencias no le importaban a ella. Los sistemas de recompensa tampoco hacían ninguna diferencia. Sin embargo, a través del día Elise encontraba tiempo para ser respetuosa, adorable y juguetona. Era un sube y baja muy agotador. Cada día lo pasábamos esperando que el día siguiente sería mejor. O, si era un buen día, había esperanza que los problemas habían quedado atrás.

Mientras tanto, Elise se portaba Linda enfrente de extraños. Ella parecía tener buenos modales y tenia una sonrisa y un abrazo para todos. Ella se apresuraba a los brazos de cualquiera (Aun extraños) si ella pensaba que nos podría hacer reaccionar. Ella aun llamó “mama” a una amiga y me miraba para ver mi reacción. Estas situaciones hacían nuestras dificultades del hogar aún más difíciles. Nosotros estábamos siempre dudando nuestros métodos y sus respuestas. Nos sentíamos completamente desorientados mientras batallábamos con esta niña de solamente tres años de edad.

Muchas veces yo lloré de noche. Yo le dije a mi esposo, “Yo no esperé dos años para pelear con ella. Yo solo quiero amarla.” A veces era difícil hacerlo. Lo que descubrimos es que aunque Elise no tiene una diagnosis oficial de Desorden de Apego Reactivo, ella muestra cada síntoma y tiene por tanto, problemas de apego. Esto fue completamente una sorpresa para nosotros. Mucha de nuestra frustración se podría haber evitado si hubiéramos sabido que hay una gama de niveles desde leve hasta severo. Es difícil de obtener información acerca de niños pequeños. Mucha de la información disponible en el Internet es acerca de niños más grandes y adolescentes.

Poco a poco yo empecé a hablar con otras personas acerca de mis preocupaciones. Al principio yo no compartía mucho. Yo tenia miedo de que alguien nos juzgara como malos padres si nosotros éramos honestos acerca de nuestras experiencias y sentimientos. Yo me empecé a preguntar cuantos otros padres no hablan acerca de estas cosas por la misma razón. Otro recurso de frustración es que aunque hay bastante información en el Internet y libros acerca de niños con problemas de apego, hay muy poca que apoya a los padres.

Espero que al compartir esta historia algunos padres estarán mas dispuestos a hablar y compartir sus historias y que nuevos recursos se crearán para dar a los padres los instrumentos que necesitan para ser mejores padres sin temor de ser juzgados. Encontrar recursos acerca de técnicas de disciplina práctica fue muy difícil. He leído muchos artículos que dicen “ No puedes tratar a estos niños de la manera en que se tratan los niños típicos.” Sin embargo, te dan muy pocos métodos alternativos.

Con el paso del tiempo, nosotros descubrimos que le estábamos dando a Elise demasiado poder al permitirle que ella controlara nuestras emociones. Aunque todavía tenia consecuencias a sus acciones, ahora ella, en lugar de nosotros, tenia que escoger estar triste o enojada. ¡Hay Esperanza! Hemos visto un gran progreso con Elise. Ahora ella es fluente con el Ingles y tiene una gran inclinación hacia actividades académicas. Ella puede escribir su nombre, sabe el abecedario visualmente, y puede reconocer la primera letra de una palabra por su sonido.

Ella juega muy bien por sí misma y con otros niños. Continuamos batallando con sus problemas de uso del baño y con el mentir. Los dos pueden ser un gran recurso de frustración. Sin embargo, aun en esas áreas, ella ha logrado un progreso significante. Con esa excepción, los días de Elise son ahora muy típicos de una niña de cuatro años. Ella está aprendiendo a amar, y lo más importante, es que está aprendiendo a cómo ser amada, lo que parece que Elise no sabía cómo hacer.

Artículos Adicionales de Adopción

Adopción — El artículo contiene información sobre adopción a través del Departamento de Salud y Bienestar, así como de agencias privadas, e información y enlaces sobre estudios del hogar, créditos en los impuestos por adoptar, lenguaje positivo sobre adopción y mucho más.

Abriendo Camino para las Familias Adoptivas — El artículo ofrece sugerencias en cómo puede apoyar a las familias que han decidido formar su familia por medio de la adopción.

El Niño del Miércoles y el Proceso de Adopción — Un artículo celebrando el éxito del programa de adopción del Niño del Miércoles.

 

No Todos los Niños Vienen con Problemas de Apego o Comportamiento.  Nuevos padres que buscan adopción internacional a menudo escriben y preguntan si es posible adoptar niños que no tienen estos problemas. La respuesta definitivamente es sí. Aunque Elise vino con todos estos problemas, estos problemas no son considerados serios.

Sin embargo si le preguntas a cualquier padre si eso lo hizo más fácil ellos te dirán “no.” Saber adonde encontrar ayuda y apoyo es importante en esos casos. Sin embargo, hay niños que vienen bien adaptados aunque hayan estado por años en orfanatos y adopción temporal en otros países. Recientemente hablé con otra familia que trajo a su hijo al mismo tiempo en que nosotros trajimos a Elise a casa.

Él tenía casi tres después de la espera de dos años. El había estado todo el tiempo en un hogar de adopción temporal y la familia tuvo la increíble oportunidad de visitarle en Rumania cinco veces antes de la adopción.

Esto no es normalmente una opción para la mayoría de padres adoptivos. No hay forma de saber por cierto si esto ayudó con la transición pero ellos reportan que él está muy bien. El y su hermana (la cual no es adoptiva) son inseparables. El también ha mostrado un maravilloso sentido de compasión y cariño por otros.

Que el niño tenga o no tenga estos problemas es parte de los riesgos y recompensas de tener niños. Estar preparados para cualquier situación le dará a los nuevos padres una apreciación por el gozo y las batallas que envuelve el criar niños que han sido adoptados de otros países.


Recursos Adicionales

(Nota: Usted encontrará estos artículos en diferentes páginas de internet. Use el botón "back" cuando termine y quiera regresar a esta página.)

Niños después de que han cambiado de institución — Red de Padres (Post Institutionalized Children — Parent Network). (Este vínculo aún no está disponible en español.) 

Desórdenes de Apego (Attachment Disorder)
(Este vínculo aún no está disponible en español.) 

Página de Internet con más información sobre Desórdenes de Apego y varios libros que se recomiendan leer — Attachment Disorder and several recommended books.
(Este vínculo aún no está disponible en español.) 


Los desafíos y recompensas únicas en la adopción de niños pequeños — (The Unique Challenges and Rewards of Toddler Adoption).
(Este vínculo aún no está disponible en español.)