Promoting and protecting the health and safety of all Idahoans
Español    Idaho.gov    About Us    Contact Us  

View Article

            ECIC logo

Idaho CareLine: En Idaho, marque el  2-1-1 o 800-926-2588

 
Saque al Bebé de la Carriola y Póngalo en el Suelo
 
Actividades que desarrollan las habilidades motoras:

Para los bebés, del nacimiento a los 12 meses: 
  • Juguetes con colores brillantes y que son fáciles de agarrar, que pueden ser apretados o que tienen diferentes texturas estimulan su deseo de alcanzar y de agarrar.
  • Un bebé que comienza a darse vuelta puede ser motivado a seguir tratando si le ponen su juguete favorito un poco fuera de su alcance.
  • Provea una frazada de por lo menos 5 por 7 pies en la que pueda jugar, darse vuelta y en la que pueda usar otros músculos similares, y después, un área segura en la que pueda explorar cuando gatea.

    Los niños entre los 12 y los 36 meses: 
  • Rebote, tire y haga que siga pelotas para desarrollar la coordinación de mano y ojo.
  • Bailar con música y cantar canciones infantiles estimulan el reconocimiento de su cuerpo y su balance.
  • Si su niño quiere "ayudarle" cuando usted prepara la comida, pídale que le lleve algo a la mesa -- que no se derrame ni se quiebre -- en lugar de colocarlo en su sillita o en el corralito. 

    Preescolares, entre los 3 y los 5 años: 
  • Ayúdele al niño a que camine en línea recta en el suelo o en un área segura, donde no hay carros, en una línea recta en la acera, para estimular el balance.
  • Saque objetos para crear un laberinto o dígale al niño que corra alrededor de un árbol y que regrese, así provee ejercicio vigoroso y hace que mejore sus vueltas y su balance.
  • Alrededor de los 3 años de edad, los niños aprenden a saltar. Pídale que salte primero en un pie, luego en el otro, estimulando el balance y fortaleciendo los músculos de las piernas. Estimule diferentes ritmos pidiéndoles que salten sobre algo, que lo aprenden cerca de los 4 años de edad.
No es difícil poner activos a los bebés: Ponga a un bebé de 3 meses boca abajo y vea cómo lucha por mantener su cabeza levantada. Mueva las manos del bebé para jugar a palmaditas. Provea muebles fijos y seguros para los bebés que gatean y pronto se comenzarán a parar.
 
Muchos bebés están confinados por largos períodos de tiempo a estar en las carriolas de niños, portabebés o corralitos cuando debieran de estar moviéndose, dice la Asociación Nacional para los Deportes y la Actividad Física (National Association for Sport and Physical Activity).
 
En su lugar, los bebés y los niños pequeños necesitan actividades diarias enfocadas, pero simples que sean los bloques edificantes cruciales para aprender a caminar, a correr y eventualmente a hacer todas las otras tareas que el resto de nosotros ya no apreciamos, dice la Asociación en las nuevas guías para los niños menores de 5 años.
 
El grupo sin fin lucrativo, conocido por las guías de ejercicios para niños mayores y en adultos, tuvo como objetivo en su última recomendación el ayudar a padres de familia, a guarderías y a preescolares a ayudar a los bebés a desarrollar sus habilidades motoras.
 
Muchos padres de familia asumen que las habilidades como el darse vuelta, sentarse y caminar llegan naturalmente en los bebés, dice Jane Clark, un especialista en movimientos de la Universidad de Maryland. Pero "usted debe proveer el ambiente que conecta el cerebro a los músculos", dice ella. 

"Nosotros ponemos a los niños en 'recipientes'" para mantenerlos seguros cuando los papás están ocupados, agregó el psicólogo de la Universidad Estatal de Michigan Jim Pivarnik, un co-autor de las guías. Hay que proveer un ambiente seguro y "dejarlos salir a que exploren, dejarlos moverse".

La meta tiene sentido común, actividades alegres para hacer de la actividad física una parte normal de la vida diaria con la esperanza de que los niños no crecerán siendo parte del 60 por ciento de estadounidenses con sobrepeso.

Por ejemplo, un bebé que se pasa la mayoría del día en una sillita para saltar tal vez le guste ver los juguetes que cuelgan pero tal vez comience a darse vuelta o a sentarse más tarde que otros bebés que pasan más tiempo sobre una frazada.
 
Observe a un niño de 2 años de edad. Inevitablemente tira por arriba y toman el paso hacia adelante en el mismo lado del brazo con que tiran.
 
Si los padres no juegan a tirar pelota, los pequeños no progresarán tan rápido a la próxima etapa — tirando más como en la postura del béisbol — como sus compañeros, dice Clark.

Una solución es el de usar pelotas suaves que no quebrarán nada. Éstas no deben ser especiales ni caras. Clark aconseja que hagan una pelota con medias viejas o con papel periódico hecho una pelota y cinta adhesiva.

Ya que los niños pequeños naturalmente se mueven bastante, muchos de los cuidadores asumen que ellos están haciendo toda la actividad física que necesitan.
 
Pero la televisión y los juegos en video mantienen sedentarios a muchos de los preescolares por largos períodos de tiempo, más de lo que los padres de familia piensan, dijo el Dr. Nazrat Mirza del Centro Médico Nacional para los Niños (Children's National Medical Center).
 
En los distritos pobres de las ciudades, los pequeños a menudo no tienen lugares de juego seguros ni caminos para andar en bicicleta.

Además, se necesitan diferentes actividades a diferentes edades para estimular el desarrollo, agregó Clark.
Entre las guías:
  • Parte del día de un bebé se debe pasar haciendo una actividad con estructura con un padre o cuidador — jugando a las escondidas (peek-a-boo) o dando palmaditas a una canción, siendo cargado y así explorando nuevos ambientes.

  • No mantenga a un bebé o niño pequeño en un portabebé o en un ambiente restrictivo por mucho tiempo. Aun los bebés se mueven de diferente manera cuando se colocan en una frazada en el suelo que en un portabebé.

  • Los niños que empiezan a caminar deben acumular por lo menos 30 minutos de actividad física estructurada y los niños preescolares por lo menos una hora cada día. Canten juntos, jueguen con una pelota; para los niños mayorcitos los juegos de balancearse o de dar vueltas dan fuerza y aumentan el control del cuerpo.

  • Los niños que comienzan a caminar y los preescolares deben pasar por lo menos una hora, preferiblemente más, al día jugando a lo que quieran — explorando, experimentando, imitando. Los cuidadores deben proveer objetos seguros que los niños puedan montar, empujar, jalar, en los que puedan balancearse y subirse.

  • Los niños que comienzan a caminar y los preescolares no deben mantenerse sedentarios por más de una hora excepto cuando duermen.
La actividad física no debe ser forzada ni usada como castigo, dicen las guías. En su lugar, debe ser una parte rutinaria de la vida diaria — y los padres de familia se deben unir a los niños y jugar con ellos, no sólo sentarse en el parque y verlos jugar.

 
Artículo por LAURAN NEERGAARD — Associated Press como fue impreso por el periódico Idaho Statesman el 12 de Febrero, 2002, y vuelto a imprimir con el permiso del Idaho Statesman.


 
Recursos Adicionales
(Nota: Usted encontrará estos artículos en diferentes páginas de internet. Use el botón "back" cuando termine y quiera regresar a esta página.)
Criando a Niños que Comen Bien y son Activos (Raising Healthy Eaters and Active Children) — Habla sobre los asuntos importantes que son la actividad física, la nutrición, el ser padre y la evaluación médica.
 
Ejercicio para Papá y para Mí ("Exercise with Daddy & Me") fue creado para los papás que quieren participar más en la niñez de su bebé. Es más que un video para hacer ejercicios; ayuda a que un nuevo papá se sienta más cómodo con su bebé.
 
 
"Cómo Hacer que sus Niños se Muevan" (How to get your children moving) (algunos artículos están disponibles en español).